Error
  • Error cargando los datos del canal electrónico
Publicado el Miércoles, 11 Febrero 2009 18:47| Imprimir Correo electrónico

Historia del Club

PRIMERA PARTE

Sus comienzos hasta 1.950

 

Fuente: Historia de Hasenkamp (Fragmento)

de Juan Carmelo Salamone

 

Como en cualquier lugar, en nuestra villa surgieron los picados, los que elegian como escenario generalmente los baldíos, que por los comienzos del pueblo los habia y mucho. Así pues, reunidos un grupo de gurises o mozalbetes surgia un partido. Esto fue la semilla que germinó y luego tomó forma en las instituciones deportivas.

Sobre este tema he tenido la oportunidad de dialogar con algunos actores de esa linda epoca, tales como: Bautista Bertignono, Dr. Julio Haedo, Alejandro Arce. Con este ultimo he podido dialogar con mas detenimiento, dado que cuando escribo esto aun vive llevando a cuesta sus 80 y pico de años y sus recuerdos.
El primer club existente fue el fundado por Bautista Bertignono, a quien le apasionaba los deportes, tanto el futbol como tambien el box.

El "Hasenkamp Foot-ball Club’’, como se llamó, era la agrupación de varios jóvenes que permanentemente se reunian para practicar ese deporte. Usaban una camiseta de color azul con una franja blanca.

Por 1922 o 23, se establecieron en la localidad los hermanos Ferro. Eran dos: Jacinto y Jose Maria. A este ultimo se le conocia como el ‘"Rengo Ferro’’ o ‘"Cacho’’. Eran oriundos de Villaguay y se dedicaban a la comercialización de frutos del pais (lana,cuero,etc.).

Se establecieron en la manzana 9, sobre calle 3 de Febrero.

Los ferro eran acendrados radicales y como Bertignono era conservador o demócrata, existia una abierta oposición politica.

A raíz de estas posturas politicas, Cacho Ferro fundó otro club, al que llamará "Club Atlético Argentino’’ y, como para que no halla duda de su filiación politica, va a adoptar una camiseta integramente roja, con una franja blanca en diagonal.

Sobre este hecho he tenido documentos de invalorables valores historicos. Uno de ellos es un carnet societario que data de 1924. Se trata de un cartón, que cerrado mide 5cm por lado de color marron e impreso en letra negra. En la parte exterior dice: Club Atletico Argentino-Estacion Hasenkamp-Entre Rios- Carnet de socio. En la parte interior: Matricula Numero 31-Nombre: Alejandro Arce. Firma como presidente: O.M.Ferro, Secretario: Frisoli y Tesorero:es ilegible,

En la contratapa reza: "Aviso importante: todos los socios deben ir unidos del presente carnet para poder entrar a participar en todos los juegos que organice el club’’.

En la parte interior cuatro paginas de color blanco, con divisiones de los meses de 1924 y 1925.

La inscripción de A. Arce como socio ha sido en octubre de 1924.

El comprobante de pago es una estampilla adherida en los recuadros, de color rojo que dice: “Club Atlético Argentino’’,50 cts.

Este documento prueba 2 cosas. En los personal que su propietario se nutrió con la pasión del fútbol desde muy joven (Tenía solo 14 años el popular "Tortuga Arce’’); en lo institucional, la organización de un Club que luego va a dar origen al Club Atlético Hasenkamp.

En diálogos conmigo, Arce conmemoraba hechos de tiempos pasados, Manifestaba que en sus comienzos jugaban en los baldíos algunos picados, hecho que la policía perseguía por considerarlo vagancia. Relataba una anécdota ocurrida por 1924 o 25, es la siguiente:

"Un domingo convinieron con los "alcaraceros’’ (Alcaraz, es una localidad distante 30 kilómetros al norte de Hasenkamp, nacida por imperio del ferrocarril), jugar un partido de fútbol. Para el traslado contrataron un carro de 4 ruedas, recientemente adquirido por don Ciriaco Valdez’’.

"Pactado por el dueño, cuanto les cobraría, recolectaron entre todos, el importe y además para comprar un asado’’.

"Por la mañana temprano de aquel domingo, al alba, llego Valdez con su carro y los caballos bien anjezados, troncos y cadeneros’’.

"Al llegar, con voz imperativa, hizo la advertencia que solo llevaría a los jugadores’’.

"Los allí presentes no tuvieron el mas mínimo asomo de respetar las instrucciones del dueño del vehiculo y consecuentemente el carro fue desbordado en su capacidad, amontonándose en su interior jugadores e hinchas’’.

"Junto a la aparición de los rayos solares, partieron y ya avanzada la mañana detuvieron la marcha en "Las Garzas’’, para hacer fuego y preparar el asado, mientras el dueño del carro desataba los caballos para darles un descanso’’.

"Devorado el asado, partieron para cubrir el ultimo tramo del trayecto, llegando a destino aproximadamente a las 2 de la tarde’’.

"Todo estaba dispuesto y de inmediato dio comienzo el encuentro’’.

"Hasenkamp salio victorioso con abultado resultado’’

"Esto generó una tremenda alegría y por lo tanto, antes de partir de regreso se acercaron a la Central Telefónica y transmitieron el resultado’’.

"De regreso, a unos 1000 metros del pueblo, en el lugar donde se lo denominaba el bañadero ya muy entrada la noche, los recibieron un grupo muy numeroso de hinchas, los que entre canciones y ¡hurras! los condujeron en andas’’.

"Siguiendo con aquella cita nostalgiosa de hace mas de 60 años, menciona algunos nombres de los integrantes del plantel: el Tigre Iglesias, Macho Molina, Antonio Ardiles, Oscar Ruiz Moreno’’.

El nucleamiento en más de una institución debió ser para aquella época de menor población, perjudicial para una representatividad de orden competitivo deportivamente. Tal vez por ello, calmadas las pasiones, se impuso el sentimiento lugareño por el terruño. Nace así una nueva institución que los junta, fue el "Club Atlético Hasenkamp’’, el que va a inscribir paginas de gloria en la zona, allá por 1930.

"Se ha fijado como fecha cierta de su creación el 25 de Mayo de 1927.

La primera comisión directiva la presidia José Maria Ferro (cacho) y su tesorero fue Roque Vignola.

La cede de esta institución fue la casa propiedad de don Esteban Bogado esquina de calles Sarmiento y 3 de Febrero.

Cacho Ferro era de carácter jovial, siempre tenia a mano una cargada, pero ello no implicaba que tratándose de fútbol y cuando asumía el carácter de entrenador no dispusiera de carácter enérgico. Primaba el orden y la organización. No hacia concesiones en lo relacionado a entrenamientos y normas que el fijaba.

Organizada la Liga de Paraná Campaña de aquella época, en la que participaban, entre otros, Cerrito, Brugo, Curtiembre, Hernandarias, Viale, Seguí, Maria Grande; el Club Atlético Hasenkamp se clasifica campeón en el año 1933.

La camiseta, en un comienzo, sigue siendo la misma que la del Argentino, complementada con pantalón blanco

El equipo campeón lo integraban: Higinio Morán (lo apodaban yustri), el flaco Homar y Cabo Borda, como zagueros; Antonio Morán, Cundo Comas e Isaías Morán (le decían comadreja), en la línea media, Luis Piocampo (le decían pistola), Juan Salamote (el gringo), Rengo García, Alejandro Arce (la Tortuga) y Pablo Rodríguez (el guaso), en la delantera.

Para esa época el equipo funcionaba tácticamente con un arquero, 2 zagueros, 3 en la línea media (marcador de punta derecha, centrohas y marcador izquierdo y 5 delanteros (2 wines , 2 medio campistas, y 1 delantero).Se formaba la doble W .

La final de este campeonato tuvo alternativas realmente agitadas. Fueron finalistas Independiente de Hernandarias y Atlético Hasenkamp. El partido se jugó en principio en una cancha neutral y en primera instancia se hizo en General Paz. Este partido tuvo connotaciones realmente históricas, pues debido a las reyertas o trifulcas entre el público, hasta donde aparecieron armas de fuego, debió suspenderse.

Como corolario de ello, el domingo siguiente debió jugarse en Cerrito y el Club Atlético Hasenkamp se alzó con el triunfo por 1 a 0. El único gol fue convertido por un frentazo de la Tortuga Arce, ante un tiro de esquina ejecutado por Pistola Piocampo.

El regreso al pueblo fue apoteótico, la algarabía y las Hurras duraron hasta la madrugada.

La cancha del Club Atlético Hasenkamp estuvo ubicada en lo que es hoy la plaza Libertador San Martín.

Para 1946, el Club Atlético desaparece, quizás por falta de dirigentes o simplemente por la abulia de los pobladores. Así Hasenkamp quedó sin Fútbol. Los jóvenes van a buscar el amparo de otras instituciones que nacen en los alrededores.

En 1950 Fernando Bertignono llama a una reunión y de nuevo surge Atlético Hasenkamp.

A su renacimiento Atlético va a usar un espacio, como cancha de Fútbol, en los límites de la entonces planta Urbana, en lo que fuera chacra de los hermanos Capurro, frente a las manzanas 7 y 18, al norte de la calle Brown. Como Sede utilizaba el Bar del señor Rosendo Pezoa, donde se había instalado una cancha de básquet y desde allí se traslada a la manzana 6 lote A, local de propiedad de los señores Rotman Hermanos, sobre calle San Martín.

La familia Hasenkamp dona 2 hectáreas, junto a la vía sobre la ruta de acceso a la ruta 126, donde logra instalarse definitivamente y con una infraestructura edilicia importante.

Al fallecer el Dr. Germán Hasenkamp, deja el mandato de una donación de 18 hectáreas, que su viuda cumple. Esto dio lugar a otras actividades como la Hípica

 

Transcripción: Ignacio M. Cangeri

Búsqueda

Estadisticas

Visitas

Hoy12
Ayer3
Semana15
Mes171
Total38377


Quien esta conectado

Invitados : 21 invitados online Usuarios registrados : No members online

Clarin Deportes